SOMOS HIJAS DE LA LIBRE

SOMOS HIJAS DE LA LIBRE!!!!!!!!!!
de Apostol Yenan, el jueves, 29 de enero de 2009 a la(s) 0:11
Por Apostol Dra. Yenan Silen
(Puede compartir este escrito sin alterar y con los derechos de autor.)

Dentro de la tipología bíblica nos encontramos en el pacto Abrahamico con dos tipos de mujer: la esclava Agar y la libre Sara. Ambas mujeres tienen hijos del mismo hombre, Abraham. La unión de Abraham con Agar produjo hijos de esclavitud porque Agar era una esclava. La unión de Abraham y Sara produjo hijos de libertad porque Sara era libre. El estatus de la madre es la que altera la condición de los hijos. Una madre esclava produce hijos esclavos, pero una madre libre produce hijos libres. Sin embargo es en la unión de Abraham y Sara que Dios establece Su pacto con Su descendencia.

Te invito a que leas Génesis 17:15-22
También le dijo Dios a Abraham: A Sarai, tú esposa, ya no la llamarás Sarai, sino que su nombre será Sara (Princesa). Yo la bendeciré, y por medio de ella te daré un hijo. Tanto la bendeciré, que será madre de naciones, y de ella surgirán reyes de pueblos. Entonces Abraham inclinó el rostro hasta el suelo y se rió de pensar: « ¿Acaso puede un hombre tener un hijo a los cien años, y ser madre Sara a los noventa?» Por eso le dijo a Dios: ¡Concédele a Ismael vivir bajo tu bendición! A lo que Dios contestó: ¡Pero es Sara, tu esposa, la que te dará un hijo, al que llamarás Isaac! Yo estableceré mi pacto con él y con sus descendientes, como pacto perpetuo. En cuanto a Ismael, ya te he escuchado. Yo lo bendeciré, lo haré fecundo y le daré una descendencia numerosa. Él será el padre de doce príncipes. Haré de él una nación muy grande. Pero mi pacto lo estableceré con Isaac, el hijo que te dará Sara de aquí a un año, por estos días. Cuando Dios terminó de hablar con Abraham, se retiró de su presencia.

Dios dijo a Abraham:
A Sarai, no la llamarás Sarai, sino que su nombre será Sara.

Sarai y Sara son dos representaciones del mismo nombre, el primero la que contiende, el segundo princesa o gobernadora. El cambio de nombre simboliza la nueva relación en que la esposa se encuentra por causa del pacto de Dios. Sarai, la esposa de Abraham ya no tendrá que esforzarse, persistir, ni pelear para mantener una posición ante la sociedad, ni mucho menos esperar a que su marido le haga justicia y la bendiga con un hijo. Dios le hace justicia a Sarai. Cuando Dios cambia su nombre Él entra en relación de pacto con Sara. Dios cambia su estatus, de una que se esfuerza por la bendición, a una que es dueña de la bendición. Sara, la escogida por Dios para ser madre de naciones y reyes es tipo de la esposa libre, dadora de hijos de la promesa para vivir bajo el pacto de la libertad, el pacto de la gracia de nuestro Senor Jesucristo.

¿Acaso no está escrito que Abraham tuvo dos hijos, uno de la esclava y otro de la libre? El de la esclava nació por decisión humana, pero el de la libre nació en cumplimiento de una promesa. Ese relato puede interpretarse en sentido figurado: estas mujeres representan dos pactos. …Uno, que es Agar, procede del monte Sinaí y tiene hijos que nacen para ser esclavos. Agar representa el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la actual ciudad de Jerusalén, porque con sus hijos vive en esclavitud. (Gálatas 4:22-25)

Agar es tipo del monte Sinaí, la Jerusalén natural, Sara es tipo del “monte Sión de la Jerusalén celestial, y ésa es nuestra madre.”

... Pero la Jerusalén celestial es libre, y ésa es nuestra madre. (Galatas 4:25-26)

Por el contrario, ustedes se han acercado al monte Sión, a la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios viviente. (Hebreos 12:22)

Sara es tipo de la madre dadora de hijos de promesa, hijos e hijas nacidos por el Espíritu Santo, de la iglesia del Nuevo Pacto de la gracia donde la mujer no esta debajo del hombre porque no es su sierva sino a su lado porque es su igual.

El de la esclava nació por decisión humana, pero el de la libre nació en cumplimiento de una promesa. (Gálatas 4:23)

La mujer en esclavitud junto con sus hijos es obra de la humanidad caída que busca redimirse bajo sus propios esfuerzos. Pero la voluntad de Dios es de mujeres libres, reinas de Su reino donde a ellas se le han delegado los mismos privilegios que al varón para vivir en libertad. Abraham ciertamente merece ser llamado padre de la fe, pero Sara es madre de naciones de los hijos e hijas de la fe, el linaje Santo.

...Porque está escrito: “Alégrate, mujer estéril, tú que no has dado a luz; prorrumpe en gritos de alegría, tú que no has sufrido dolores de parto; pues la abandonada tiene muchos hijos, mas que la casada.” (Gálatas 4:27)

Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. (1Pedro 2:9)

Agar es tipo de religión, de obras muertas, la voluntad humana que a través de su conocimiento del bien y del mal trata de ganar el favor de Dios. Agar dio a luz un hijo de esclavitud, el fruto de sus hijos son las obras de la ley. Por ende se mantienen en tinieblas. Sara dio a luz un hijo libre, su fruto es la simiente de la fe. “Así como en aquel tiempo el hijo nacido por decisión humana persiguió al hijo nacido por el Espíritu, así también sucede ahora. Pero, ¿que dice la Escritura? ‘Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque el hijo de la esclava jamás tendrá parte en la herencia con el hijo de la libre.’ Así que, hermanos no somos hijos de la esclava sino de la libre” (Galatas 4:29-31).

De igual manera Dios nos dice hoy a nosotros echa afuera la mentira que trae esclavitud. No mezcles un pacto con el otro donde hay libertad no hay opresión. Donde hay ley y condena no esta el Espiritu de libertad y la manifestación de Su gracia. Los hombre tanto como las mujeres han sido llamados por Dios a vivir en libertad, gracia y amor como iguales porque el hijo de la esclava JAMAS TENDRA PARTE EN LA HERENCIA DE LA LIBRE.

Somos hijas de la libre. Dios no hizo pacto con la esclava porque Dios no se va ha unirse o comprometer con la esclavitud. La esclavitud es opresión y opresión es lo contrario a la libertad. Si Dios se hubiera unido en pacto con Agar, Dios estaría perpetuando la posición de esclavitud de Agar al transferir su bendicion a su simiente. Dios bendijo a Sara y su simiente porque Sara al ser libre es la representante de la simiente de vida transfiriendo a sus hijas e hijos su libertad. Por esta misma razon, Eva no fue maldecida pues Dios no puede maldecir al vientre portador de Su simiente de vida. Eva es hija de promesa “tu simiente…” dijo Dios, de igual forma Dios le dijo a Abraham “Sara, la mujer libre y su simiente son los herederos de mi promesa.” Y todos nosotros por fe somos hijos e hijas de la libre para ser herederos de la libertad que nos brinda el Nuevo Pacto de la gracia por fe en Cristo Jesus y no por obras.

Mujer se Libre!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

PALABRA PROFÉTICA PARA LOS HIJOS DE DIOS 2015

PARÁBOLA DE LAS 10 VÍRGENES

Que es ser apostolico?