Porque vosotros sois uno en Cristo


Porque vosotros sois uno en Cristo
El Señor me mostraba que cuando Pablo declara que: “Ya no hay judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28); Pablo estaba declarando una gran verdad que no es solo espiritual, como muchos han querido minimizar. Porque ahora todos los que hemos entrado a la luz somos uno en Cristo.  

Pablo dijo: “No hay judío ni griego: Los judíos buscan señales, los griegos conocimiento”, ambos era grupos étnicos orgullosos de sus herencias. Los judíos era el pueblo escogido de Dios los poseedores de la ley, orgullosos de su herencia religiosa. Los griegos eran poseedores de conocimiento, orgullosos de su herencia intelectual y filosófica. Los judíos eran circuncisos, los griegos eran gentiles o incircuncisos a ellos, Pablo les declaró que en Cristo ya no hay diferencias étnicas, culturales, ni orgullo nacional, ni religioso. En Cristo solo hay Su reino y nación santa, Su ley, sabiduría, conocimiento y verdad.

No hay esclavo ni libre: Pablo les explica que en Cristo no hay posiciones sociales, ni económicas que nos puedan separar o diferenciar. En Cristo solo hay un estatus legal, libres. No hay varón ni mujer: Pablo señala, que no hay diferencias de sexo, ni estereotipos o roles relacionados al género. En Cristo no nos relacionamos de acuerdo a nuestra sexualidad ni por géneros sociales, sino por nuestro ser interior, talentos y dones, hombre y mujer son uno en Cristo.


Porque vosotros sois uno en Cristo: Porque ahora todos los que hemos entrado a la luz somos uno en Cristo. El griego y el judío son uno; la nacionalidad es una, la del Reino. El esclavo y el libre son uno; nuestro gobierno es Cristo-céntrico, nuestros niveles sociales y/o económicos son uno, sentados a la diestra de Cristo. El varón y la mujer son uno; hay un solo género, uno en Cristo. No hay diferencias, porque estamos, en Cristo y con Cristo escondidos en Dios.

Pablo continúa explicando que esta unidad la recibimos conforme a la promesa del pacto de Dios con la descendencia de Abraham (subrayado y acentuado añadido, Gal.3:29). Pablo comunica porque esta verdad no había sido revelada antes. El dice: “Porque entre tanto el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo; más bien, esta bajo guardianes y mayordomos hasta el tiempo señalado por su padre” (Gal.4:1-2).

Pablo trató de comunicar algo así: ustedes son los  herederos de la herencia del Nuevo Pacto de la Gracia en Cristo Jesús, pero como eran niños es decir inmaduros espiritualmente—(refiriéndose a los principios elementales del mundo)—no podían recibir su herencia. El niño inmaduro es igual al esclavo porque no es libre, no es maduro para hacer uso de su herencia. Porque el niño, el inmaduro, esta expuesto a las doctrinas de hombres, filosofías del mundo, y a las pasiones humanas por eso depende de la ley, es decir de un tutor que lo guíe. Pero, cuando llega el momento del niño crecer y recibir su herencia, el padre envió al que haría la transacción legal y lo declararía, libre, es decir, listo para iniciarse en la vida adulta/madurez y disfrutar su herencia en Cristo (Ver Gálatas 3 y 4).

Esta madures nos lleva a otro nivel de relación con Dios y los unos con los otros. Ahora somos uno en Cristo:
El griego y el judío son uno;
la nacionalidad es una, la del Reino.
El esclavo y el libre son uno;
nuestros niveles sociales y/o económicos son uno, libres a la diestra de Cristo
miembros y herederos de su Reino.
El hombre y la mujer son uno;
hay un solo género en Cristo.
No hay diferencias, porque estamos en Cristo y con Cristo escondidos en Dios.
La unidad de la Fe Cristo céntrica
Tenemos un Dios, Abba
Un Señor, Jesucristo
Un Espíritu Santo
Una cabeza, Cristo
Un Cuerpo, el cuerpo de Cristo que se compone de hombres y mujeres.
Una iglesia que se compone de muchas iglesias.
Una fe, en Cristo Jesús
Un bautismo, en Cristo Jesús
Una esperanza, la vida eterna

Comentarios

Entradas más populares de este blog

PALABRA PROFÉTICA PARA LOS HIJOS DE DIOS 2015

PARÁBOLA DE LAS 10 VÍRGENES

Que es ser apostolico?