JESUCRISTO: "no hay amor mas grande"

JESUCRISTO: "no hay amor mas grande"

miércoles, 24 de septiembre de 2014

CAMBIO DE LEY

Las buenas noticias del evangelio de Jesucristo, y la Gracia de Dios: CAMBIO DE LEY

Hebreos 7:11 Si hubiera sido posible alcanzar la perfección mediante el sacerdocio levítico (pues bajo éste se le dio la ley al pueblo), ¿qué necesidad había de que más adelante surgiera otro sacerdote, según el orden de Melquisedec y no según el de Aarón?12 Porque cuando cambia el sacerdocio, también tiene que cambiarse la ley.

Cuando cambia el sacerdocio, también tiene que cambiar la ley. El sacerdocio cambio, ahora es conforme al orden de Melquisedec donde Jesús es nuestro sumo sacerdote, el que presenta el sacrificio perfecto por nuestros pecados una vez y por siempre e intercede por nosotros siempre. La ley cambio, ahora estamos en la ley del Espíritu. El Espiritu nos fortalece nos dirige, nos confronta de pecado, y nos revela las verdades de Dios. Por eso todos deben entrar a esta verdad, porque si continúan en la ley que condena el pecado, morirán.

La letra mata, el Espíritu vivifica. La letra condena, el Espíritu justifica. La ley de Moisés mata al pecador, a usted y A TODO SER HUMANO, la ley del Espíritu, lo justifica, le da vida, y por causa de que el Espíritu de Cristo esta en el redimido, cualquier pecador que recibió a Cristo en su corazón; Ahora el redimido, justificado por la fe, recibe el Espíritu Santo para vencer los deseos de la carne. Practicara durante su vida, aferrado a la gracia que ha recibido, el aprender del Espíritu y obedecer al Espíritu. Mas, Dios levantara su cuerpo y lo perfeccionara en el día de la resurrección, dándole un cuerpo glorificado.

Dios no juzga a los redimidos y justificados por la fe en Jesucristo. Porque Cristo pago la condena de la ley de Moisés que juzga los deseos de la carne, porque Cristo pago las exigencia de la carne que fueron juzgadas por la ley de Moisés, que condenaba a TODO SER HUMANO incluyendo a USTED.

Estas son las BUENAS NOTICIAS, que  nos podemos arrepentir de tratar de agradar a Dios por nuestras fuerzas, recibiendo al Espíritu Santo por gracia y fe.

Es el Espíritu Santo el que nos dará la voluntad, discernimiento, conocimiento, sabiduría, fortaleza, y nos convencerá de pecado. Es el ES, quien nos ayudara cada día a que nos vayamos apartando del pecado que nos enredaba, por causa de que el ser humano es débil a la los deseos de la carne. Mas ahora por causa del Espíritu de Dios en nosotros, podemos resistir y someter los deseos de la naturaleza humana.

Es por causa del sacrificio de Jesucristo en la cruz que usted, y todos aquellos que se arrepienten de obras muertas de auto-justicia, se pueden relacionar con Dios Padre a través del Espíritu de Cristo en ellos. El Espíritu garantiza que serán preservados para vida. Les ayudara a vencer el pecado, siempre que ellos caminen obedeciendo, creyendo al Espíritu Santo, por fe y gracia. 

ESTAS SON MUY BUENAS NOTICIAS!!!!

HEBREOS 7:13 En efecto, Jesús, de quien se dicen estas cosas, era de otra tribu, de la cual nadie se ha dedicado al servicio del altar.14 Es evidente que nuestro Señor procedía de la tribu de Judá, respecto a la cual nada dijo Moisés con relación al sacerdocio.15 Y lo que hemos dicho resulta aún más evidente si, a semejanza de Melquisedec, surge otro sacerdote16 que ha llegado a serlo, no conforme a un requisito legal respecto a linaje humano, sino conforme al poder de una vida indestructible. 17 Pues de él se da testimonio: «Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec.» 18 Por una parte, la ley anterior queda anulada por ser inútil e ineficaz,19 ya que no perfeccionó nada. Y por la otra, se introduce una esperanza mejor, mediante la cual nos acercamos a Dios.
  

Hebreos 10:1 La ley es sólo una sombra de los bienes venideros, y no la presencia misma de estas realidades. Por eso nunca puede, mediante los mismos sacrificios que se ofrecen sin cesar año tras año, hacer perfectos a los que adoran.

Santiago 1:25 Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla.

La ley perfecta es la del Espíritu, la recibimos cuando nos arrepentimos de nuestras obras vanas, muertas. Las obras vanas/muertas son todas aquellas cosas que hacen las personas para demostrarle a las personas que ellos son buenos y pueden por causa de lo que hace/externo agradar a Dios. Hacen vanas obras para ganarse el favor de los hombres, diciendo que lo hacen para Dios, y esto para Dios es hipocresía.

2 Corintios 3:5 Pero nosotros no somos capaces de hacer algo por nosotros mismos; es Dios quien nos da la capacidad de hacerlo.6 Ahora Dios nos ha preparado para que anunciemos a todos nuestro nuevo compromiso con él. Este nuevo compromiso no se apoya en la ley, sino en el Espíritu de Dios. Porque la ley condena al pecador a muerte, pero el Espíritu de Dios da vida.
  
Nosotros, porque eramos débiles a los deseos de la carne, no podíamos agradar a Dios por nosotros mismos, porque la ley condenaba nuestros pecado. Mas el Espíritu de Cristo en nosotros nos da vida, porque su Espíritu es fuerte para vencer el pecado, y nos ayuda a vencer!

2 Cor 3:7-9 Dios escribió la ley en tablas de piedra, y se la entregó a Moisés. Aquel momento fue tan grandioso, que la cara de Moisés resplandecía. Y el resplandor era tan fuerte que los israelitas no podían mirar a Moisés cara a cara. Sin embargo, ese brillo pronto iba a desaparecer. Si la entrega de esa ley fue tan grandiosa, el anuncio de la salvación será más grandioso todavía. Porque esa ley dice que merecemos morir por nuestros pecados. Pero gracias a lo que el Espíritu Santo hizo en nosotros, Dios nos declara inocentes.10 ¡Y eso es mucho más grandioso que lo que hace la ley!11 Y si fue grandiosa la ley que iba a desaparecer, mucho más gloriosa es la buena noticia que anuncia la salvación eterna.
  
Las personas que resisten este mensaje de: arrepentimiento de obras muertas, salvación por la fe y gracia en nuestro Senor Jesucristo, están cegados por el velo de la ley.
  
12 Tan seguros estamos de todo esto, que no nos da miedo hablar.13 No hacemos como Moisés, que se tapaba la cara con un velo para que los israelitas no vieran que el brillo de su cara se iba apagando.14-15 Ellos nunca lo entendieron. Por eso hasta el día de hoy, cuando leen los libros de Moisés, no lo entienden. Es como si su entendimiento estuviera tapado con un velo. Sólo Cristo puede ayudarles a entender.
  
Tan segura estoy de lo que escribo provino de Dios, POR ESO NO TENEMOS MIEDO DE HABLAR LA VERDAD MARAVILLOSA DE LA LIBERTAD QUE SOLO SE PUEDE OBTENER POR GRACIA Y FE.
  
16 Sin embargo, cuando alguien se arrepiente y pide perdón al Señor, llega a comprenderlo. Es como si le quitaran el velo a su entendimiento.17-18 Porque el Señor y el Espíritu son uno mismo, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad. Y nosotros no tenemos ningún velo que nos cubra la cara. Somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a él.
  
Sin embargo, cuando una persona se arrepiente de sus obras muertas (auto-justicia que intenta cumplir la ley de Moisés por sus fuerzas) le pide perdón a Dios, sus ojos comienzan a ser abiertos a la verdad. Recibe entendimiento, recibe libertad y gozo, recibe sanidad, la imagen de Cristo comienza a crecer en ellos. Y por causa de el Espíritu de Cristo la persona cada vez se parece mas a Cristo, manifiesta sus frutos.
  
Pero, lamentablemente mucho aun están en leche y no pueden entender lo que les digo. Mas si usted si ve y entiende comparta la verdad con otros. Puede compartir este escrito sin alterar!!!

 Hebreos 5:11 Hay mucho más que decir acerca de este asunto, pero no es fácil explicarles a ustedes todo porque les cuesta mucho entender.12 Con el tiempo que llevan de haber creído en la buena noticia, ya deberían ser maestros. Sin embargo, todavía necesitan que se les expliquen las enseñanzas más sencillas acerca de Dios. Parecen niños pequeños, que no pueden comer alimentos sólidos sino que sólo toman leche.13 Son como niños recién nacidos, que aún no pueden distinguir lo bueno de lo malo.14 En cambio, los que sí saben distinguir lo que es bueno y malo, y están acostumbrados a hacerlo, son como la gente adulta que ya puede comer alimentos sólidos. (TLA)

Hebreos 6:1-3 (Nueva Versión Internacional)
Hebreo 6:1 Por eso, dejando a un lado las enseñanzas elementales acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez. No volvamos a poner los fundamentos, tales como el arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte, la fe en Dios,2 la instrucción sobre bautismos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y el juicio eterno.3 Así procederemos, si Dios lo permite.
  
Muchos aun no entienden las enseñanzas elementales de Cristo como estas (el arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte, fe y gracia para recibir el Espíritu Santo y vida) que hemos ensenando en este escrito. Por eso aun están peleando por quien se salva y quien no se salva, mezclan ley y gracia y crean un ambiente de desgracia. Pierden el tiempo en cosas vanas, y desprestigia la Iglesia de Jesucristo. Rechazan a los verdaderos apóstoles que les dan el diseño y la revelación de Dios.

El misterio del que se hace uno con Cristo ocurre cuando:
1- El pecador se arrepiente de hacer obras muertas para ganarse el favor de los hombres y de Dios .
2-El pecador recibe el sacrificio de Jesucristo en la cruz como pago por sus pecado/deseos de la carne.
3-El redimido (el que Cristo liberto porque pago su pecado), vive por gracia en fe de que el Espíritu Santo le ayudara a vencer los deseos del pecado.
4-El que hace esto ha recibido el Espíritu de Dios.

No se trata de lo que a la vista podamos juzgar con la ley (reglas/mandamientos) que condenan el pecado, sino que cuando nos arrepentimos de vivir por el sistema de la ley de Moisés/levítica, podemos entrar al reino de la luz, habiendo recibido el nuevo nacimiento que produce el Espíritu Dios en nosotros. Somos nuevas personas aunque tengamos aun luchas con los deseos de la carne, porque Dios ya no nos mira conforme a la ley de Moisés/Levítica, que juzga los deseo de la carne, sino que conforme a la ley del Espíritu, Cristo en nosotros la Esperanza de Gloria. ESTO NO SIGNIFICA QUE SEGUIREMOS PECANDO, SIGNIFICA QUE ES UN PROCESO DE SANIDAD, aprendemos a renunciar a esos deseos y no dejar que nos dominen a través de conocer a Dios y obedecer el liderazgo de su Espíritu. Cristo en nosotros, es lo único que nos ayudara a vencer los deseos de la carne, si vivimos por fe y por gracia, en que Cristo en nosotros si es el camino a la santidad. Sino viviremos en condenándonos y juzgando a otros. Mas nosotros no estamos llamados a condenar sino amar. Y ayudar a los hermanos a crecer en conocimiento de la verdad.

El ministerio de la Reconciliación

2 Corintios 5:11 Por tanto, como sabemos lo que es temer al Señor, tratamos de persuadir a todos, aunque para Dios es evidente lo que somos, y espero que también lo sea para la conciencia de ustedes. No buscamos el recomendarnos otra vez a ustedes, sino que les damos una oportunidad de sentirse orgullosos de nosotros, para que tengan con qué responder a los que se dejan llevar por las apariencias y no por lo que hay dentro del corazón.Si estamos locos, es por Dios; y si estamos cuerdos, es por ustedes. El amor de Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente todos murieron. Y él murió por todos, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para el que murió por ellos y fue resucitado. Así que de ahora en adelante no consideramos a nadie según criterios meramente humanos. Aunque antes conocimos a Cristo de esta manera, ya no lo conocemos así. Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación.


El trabajo de la iglesia es predicar el Ministerio de la Reconciliación, esto es que Dios ya no toma en cuenta nuestros pecado, Dios nos amos tanto que cumplió la ley por nosotros en Jesús, y nos dio Su Espíritu para que ahora sin fijarnos en la ley del pecado podamos conocerle en Espíritu y Verdad, pues la ley del pecado aumenta el pecado. Mas podemos vivir en obediencia por su gracia en fe. Fe en El que resucito a Jesucristo es poderoso para ayudarnos a vencer las pasiones de la carne. Pero esto es un proceso de aprender, crecer y cambiar.

Con amor en Cristo, Apostol Dra. Yenan

domingo, 21 de septiembre de 2014

Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer? Pt 1

Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer? Pt 1

"porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo."
1- Un Cristiano es un seguidor de Jesucristo. Si usted no sigue la doctrina de Jesucristo, si el no es su líder, y usted no es su discípulo, usted no es Cristiano. 
2-La doctrina de los cristianos son las enseñanzas de Jesucristo.
3-La doctrina de los cristianos son bajo la alianza del pacto de la gracia. La ley vino por Moisés, pero la gracia y la verdad nos vino por Jesucristo (Juan 1) (Hebreos 3).
4-La doctrina de los cristianos son bajo el sacerdocio de Jesucristo en el pacto de gracia, (Hebreos 5, 6 y 7)
5-La doctrina de Jesucristo no es basada en la ley de la carne sino en la ley del Espíritu de gracia. (Romanos 6, 7, 8)
6-La doctrina de los cristianos es en el ministerio del Espíritu . (2 Cor. 3, Romanos 8, Galatas 5)
7-La doctrina de los cristianos es en el ministerio de la reconciliación. (2 Cor 5) 8-El fundamento de la doctrina de los cristianos es Jesucristo. (1 Cor. 3:11) Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer?

Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer? Pt 2

Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer? Pt 2

 "Hebreos 6:6 Por eso, dejando a un lado las enseñanzas elementales acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez. No volvamos a poner los fundamentos, tales como el arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte, la fe en Dios, 2 la instrucción sobre bautismos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y el juicio eterno. 3 Así procederemos, si Dios lo permite."

 Estas son enseñanzas elementales (primarias) de Cristo.
 1-Arrepentimiento de obras muertas: Las obras muertas son aquellas que se ejecutan para cumplir la ley. Ya que la ley fue dado para los judíos, exclusivamente el pueblo de Israel. Las obras de la muerte nacen de la auto-justicia.
2-La fe en Dios: La fe es un regalo de Dios, el da la medida de fe.
3-La instrucción sobre bautismos: Hay un solo bautismo es NO ES EL DE AGUA, sino el bautismo del Espíritu en Cristo.
4-La imposición de manos: Ritual que se usa para orar por los enfermos y para la colocación y envió de ministros.
5-La resurrección de los muertos: Para los que estamos en Cristo es garantizado por sello del Espíritu Santo. (Efesios 1:14)
6-El juicio eterno: En Cristo ya hemos pasado por juicio, solo queda el juicio de los enemigos de Dios.

 Nota: Doctrina (del latín doctrina) es un conjunto coherente de enseñanzas o instrucciones. Pueden estar basadas en un sistema de creencias sobre una rama de conocimiento, campo de estudio o ciencia concreta, especialmente al cuerpo del dogma de una religión, tal como es enseñado por las instituciones del horario nuevo; ser los principios o posiciones que se mantienen respecto a una materia o cuestión determinadas; o un sistema de postulados, científicos o no (frecuentemente con la pretensión de validez general o universal).

Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer? pt 3

Cuales doctrinas son las que un Cristiano debe de creer? pt 3

Hebreos 10:14 Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando.

Justificación por gracia:
 Romanos 4:25 Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación.
 Romanos 5:18 Por tanto, así como una sola transgresión causó la condenación de todos, también un solo acto de justicia produjo la justificación que da vida a todos.
Romanos 5:21 a fin de que, así como reinó el pecado en la muerte, reine también la gracia que nos trae justificación y vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor.
1 Corintios 1:30 Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención—

Redención por gracia:
Romanos 3:24 pero por su gracia son justificados gratuitamente mediante la redención que Cristo Jesús efectuó.
 Efesios 1:7 En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia.
 Colosenses 1:13 Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, 14 en quien tenemos redención,[a] el perdón de pecados. Salvación por gracia:
2 Tesalonicenses 2:13 Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad.

 Santificación por gracia:
1 Corintios 6:11 Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.
 1 Corintios 7:14 Porque el esposo no creyente ha sido santificado por la unión con su esposa, y la esposa no creyente ha sido santificada por la unión con su esposo creyente. Si así no fuera, sus hijos serían impuros, mientras que, de hecho, son santos.
 Hebreos 10:9 Luego añadió: «Aquí me tienes: He venido a hacer tu voluntad.» Así quitó lo primero para establecer lo segundo. 10 Y en virtud de esa voluntad somos santificados mediante el sacrificio del cuerpo de Jesucristo, ofrecido una vez y para siempre.

 Nota: Doctrina (del latín doctrina) es un conjunto coherente de enseñanzas o instrucciones. Pueden estar basadas en un sistema de creencias sobre una rama de conocimiento, campo de estudio o ciencia concreta, especialmente al cuerpo del dogma de una religión, tal como es enseñado por las instituciones del horario nuevo; ser los principios o posiciones que se mantienen respecto a una materia o cuestión determinadas; o un sistema de postulados, científicos o no (frecuentemente con la pretensión de validez general o universal).

Un pacto Superior

"Hebreos 7:22 Por tanto, Jesús ha llegado a ser el que garantiza un pacto superior."  

He notado que si no entendemos el concepto del pacto, no vamos a poder entender nada, de lo que Dios esta haciendo en este tiempo. Un pacto es un contrato. El antiguo pacto, era un contrato, con unas especificaciones que había que cumplir sino habían consecuencias. Las especificaciones era estipuladas en la ley que Moisés ensenio y Levíticos. Pero, ese contrato antiguo fue cumplido, abolido y cambiado por Jesús. Ejemplo: usted tiene un contrato de arrendamiento, con una renta que pagar (digamos el 10% de su sueldo), unos sacrificios que realizar ( cortar el césped, pintar la estructura, no tener animales inmundos, etc) si usted no lo cumple, lo multan. Usted lo cumple, no hay problemas. Pero, en el caso del antiguo pacto, usted siempre fallaba. Así que Dios (Su Padre) le envió ayuda. Envió a Jesús para cumplir el contrato por usted, y así liberarlo de la deuda y las multas. Jesús pago el contrato e hizo los sacrificios por usted. El mayor sacrificio que hizo, fue que lo liberto de ese contrato !!!!. En el ejemplo de arrendamiento, Jesús realizo todo el trabajo que usted no podía realizar, pago lo que se debía, cumplió con el contrato. Al cumplirlo lo deja sin efecto, anulado. Aun usted necesita un lugar donde vivir, pues Jesús le ofrece un lugar con un mejor contrato. Un contrato donde no tiene que pagar renta, ni hacer sacrificios. Lo único que tiene que hacer es tratar el lugar con amor. WAU!!! El pacto nuevo es el de la gracia, por fe, sin obras/sacrificios de la ley levítica, solo amar a Dios amando al prójimo.

 Hebreos 8: 7 Efectivamente, si ese primer pacto hubiera sido perfecto, no habría lugar para un segundo pacto. 8 Pero Dios, reprochándoles sus defectos, dijo: «Vienen días —dice el Señor—, en que haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. 9 No será un pacto como el que hice con sus antepasados el día en que los tomé de la mano y los saqué de Egipto, ya que ellos no permanecieron fieles a mi pacto, y yo los abandoné —dice el Señor—. 10 Éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con la casa de Israel —dice el Señor—: Pondré mis leyes en su mente y las escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 11 Ya no tendrá nadie que enseñar a su prójimo, ni dirá nadie a su hermano: “¡Conoce al Señor!”, porque todos, desde el más pequeño hasta el más grande, me conocerán. 12 Yo les perdonaré sus iniquidades, y nunca más me acordaré de sus pecados.» 13 Al llamar «nuevo» a ese pacto, ha declarado obsoleto al anterior; y lo que se vuelve obsoleto y envejece ya está por desaparecer.

Por que no continuamos en el sacerdocio levítico?

 Otra de las grandes confusiones de la iglesia de este tiempo es el sacerdocio. Muchos ministros continúan con un lenguaje antiguo y con un entendimiento antiguo es decir, del pasado pacto. Usted escucha que llaman a los ministros levitas, creen que están modelando el ministerio del sacerdocio levítico. Colectan diezmos. Practican las fiestas de las primicias. Pero, que dicen las sagradas escritura? Hebreos 7:12 Porque al cambiar el sacerdocio, también se tiene que cambiar la ley; Quiero que enfoques en este verso, mira lo que dice: AL CAMBIAR EL SACERDOCIO. Con el cambio de pacto hubo un cambio de sacerdocio. Es decir que ya no estamos en el sacerdocio levítico, ya no somos levitas. El pacto es como la verja de su casa. Usted tiene una verja para marcar su territorio. El pacto establece los limites. En el pacto de la ley era un limite legal, estricto, con muchas regulaciones que cumplir. El sacerdocio administra las leyes, se las enseniaba al pueblo, las regulaba que se cumplieran, intercedían por el pueblo ante Dios, hablan al pueblo en nombre de Dios. En el antiguo pacto esto se hacia, siguiendo las leyes, ordenanzas, rituales, sacrificios establecidos en las 613 leyes levíticas. Pero el sacerdocio cambio. Por que ? Porque cambio el pacto. Recuerda, Jesús cumplió, abolió y cambio el antiguo pacto por uno mejor. El sacerdocio cambio y por esta razón tiene que cambiar la ley. Porque el sacerdocio lo que hace es administrar la ley de cada pacto. Ejemplo: Cuando un partido político, asume el poder de gobernar un pueblo, los ministros del pueblo cambian. El antiguo poder/gobierno y sus ministros abandonan sus posiciones. Y el nuevo poder/gobierno asume el liderazgo de ese territorio bajo su visión de gobierno. Ellos administran las leyes de ese pueblo. En el caso del pueblo de Dios, nos fue dado un nuevo pacto (Nuevo contrato/relación con Dios), un nuevo gobierno (manera de llevar el poder), un nuevo sacerdocio (lideres) y una nueva ley. El sacerdocio levítico era uno terrenal. El sacerdocio nuevo/real es uno espiritual. Superior.!!! El sacerdocio levítico, administraba la ley que condenaba la carne. Pero, Jesús resolvió ese problema, recuerda! Jesús cumplió la ley que nosotros no podíamos cumplir, la cumplió toda, y cambio el pacto, el sacerdocio y la ley. Cambio la ley levítica, por la ley del Espíritu de vida. Un sacerdocio espiritual para leyes espirituales. El nuevo sacerdocio administra el reino de los cielos: ensena, ministra, comparte, vive la ley del Espíritu. Esta ley es superior y esta ley es el cumplimiento de la antigua ley. Esta ley es el amor. Ahora lea: la explicación mía en letras mayúsculas.

 Hebreos 7:11 El pueblo de Israel recibió la ley basada en el sacerdocio levítico. Ahora bien, si estos sacerdotes hubieran podido hacer perfectos a los hombres, no habría sido necesario que apareciera otro sacerdote (JESUCRISTO), ya no de la clase de Aarón sino de la clase de Melquisedec. 12 Porque al cambiar el sacerdocio, también se tiene que cambiar la ley; 13 y nuestro Señor (JESUCRISTO), de quien la Escritura dice esto, pertenece a otra tribu de Israel, de la cual no ha salido ningún sacerdote. 14 Porque es bien sabido que nuestro Señor vino de la tribu de Judá (LOS SACERDOTES LEVÍTICOS VENÍAN DE LA TRIBU DE LEVI), y Moisés no dijo nada de esa tribu ( LA DE JESUS. JUDA) cuando habló del sacerdocio. 15 Y esto es aún más claro si el nuevo sacerdote que aparece es uno como Melquisedec, 16 que no fue sacerdote según una ley que toma en cuenta elementos puramente humanos, sino según el poder de una vida indestructible (LA DE JESUS). 17 Porque esto es lo que Dios dice de él: «Tú eres sacerdote para siempre (JESUS), de la misma clase que Melquisedec.» 18 Así que el mandato anterior quedó cancelado porque era débil e inútil (EL SACERDOCIO ANTERIOR JUNTO CON SU LEY), 19 pues la ley de Moisés no perfeccionó nada, y en su lugar tenemos una esperanza mejor (LA GRACIA), por la cual nos acercamos a Dios.

La obediencia a Dios

Mucho se habla en las iglesias sobre la obediencia a Dios. Obedecer a Dios se resume en cumplir su mandamiento de amor al prójimo: "El que ama a Dios, ame también a su hermano." La obediencia no se trata de hacer obras y sacrificios, ni expiaciones. La obediencia no se trata de ser heterosexual ni gay. La obediencia no trata de cumplir leyes. La obediencia no se trata de seguir x denominación o concilios. La obediencia trata de seguir el camino de Dios que es amor, y establecer su reino de paz y justicia. No se dejen confundir.

Obedecemos a Dios cuando:

-Ponemos nuestra vida por nuestros amigos.
-Cuando nos amamos los unos a los otros. Esto se logra recibiendo, aceptando al prójimo.
-Cuando damos frutos del Espíritu: Galatas 5:22 Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza. Contra tales cosas no hay ley.
-Cuando amamos como Jesus nos amo.
-Cuando seguimos el ejemplo de servir a otros como Jesus lo hizo.
-Cuando demostramos el amor con hechos, acciones que benefician al projino.
-Cuando ayudamos a los que están en necesidad.
-Cuando vivimos en amor y no en temor.

Fundamento Bíblico Cristo céntrico (hay mucho mas pasajes que estos, pero esto son los básicos.)

Juan 15:12 »Éste es mi mandamiento: Que se amen unos a otros, como yo los he amado. 13 Nadie tiene mayor amor que éste, que es el poner su vida por sus amigos. 14 Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. 15 Ya no los llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; yo los he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, se las he dado a conocer a ustedes.

16 »Ustedes no me eligieron a mí. Más bien, yo los elegí a ustedes, y los he puesto para que vayan y lleven fruto, y su fruto permanezca; para que todo lo que pidan al Padre en mi nombre, él se lo conceda. 17 Éste es mi mandamiento para ustedes: Que se amen unos a otros.

1 Juan 2

2 Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Si alguno ha pecado, tenemos un abogado ante el Padre, a Jesucristo el justo. 2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 3 Con esto podemos saber que lo conocemos: si obedecemos sus mandamientos. 4 El que dice: «Yo lo conozco», y no obedece sus mandamientos, es un mentiroso, y no hay verdad en él. 5 El amor de Dios se ha perfeccionado verdaderamente en el que obedece su palabra, y por esto sabemos que estamos en él. 6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.
7 Hermanos, no les escribo un mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que ustedes han tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que han oído desde el principio. 8 Sin embargo, les escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en ustedes, porque las tinieblas se van desvaneciendo, y la luz verdadera ya alumbra. 9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. 10 El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. 11 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

1 Juan 3:11 Éste es el mensaje que ustedes han oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. 12 No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué lo mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano eran justas. 13 Hermanos míos, no se extrañen si el mundo los odia. 14 En esto sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida: en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en la muerte. 15 Todo aquel que odia a su hermano es homicida, y ustedes saben que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. 16 En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros. Así también nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos. 17 Pero ¿cómo puede habitar el amor de Dios en aquel que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano pasar necesidad, y le cierra su corazón? 18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

19 Y en esto sabemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestro corazón delante de él, 20 pues si nuestro corazón nos reprende, Dios es mayor que nuestro corazón, y él sabe todas las cosas. 21 Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios, 22 y recibiremos de él todo lo que le pidamos, porque obedecemos sus mandamientos, y hacemos las cosas que le son agradables. 23 Éste es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como Dios nos lo ha mandado. 24 El que obedece sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. En esto sabemos que él permanece en nosotros: por el Espíritu que él nos ha dado.

1 Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. 9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió al mundo a su Hijo unigénito, para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. 11 Amados, si Dios nos ha amado así, nosotros también debemos amarnos unos a otros. 12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se perfecciona en nosotros.

13 En esto sabemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que él nos ha dado de su Espíritu. 14 Nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. 15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, permanece en Dios, y Dios en él. 16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. 17 En esto se perfecciona el amor en nosotros: para que tengamos confianza en el día del juicio, pues como él es, así somos nosotros en este mundo. 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor lleva en sí castigo. Por lo tanto, el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19 Nosotros lo amamos a él, porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios, a quien no ha visto? 21 Nosotros recibimos de él este mandamiento: El que ama a Dios, ame también a su hermano.